Tema: Relaciones sexuales e intimidad después del cáncer de mama

Resumen

El diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama pueden afectar las relaciones románticas de las personas. En esta publicación se destacan dos estudios que analizan cómo las personas con cáncer de mama y sus parejas se ven afectadas, cómo sobrellevan la situación, cuál es la mejor forma para comunicarse y cómo acercarse con el personal médico para resolver sus dudas sobre el cáncer y la sexualidad. (Publicado el 8/8/23)

Versión para imprimir Lea el artículo que evaluamos
Relaciones sexuales e intimidad después del cáncer de mama

Relevancia

Este artículo es de mayor interés para: Personas con cáncer de mama o cáncer de mama metastásico que tengan relaciones sexuales o íntimas con una pareja. También es de interés para:

  • Personas con cáncer de mama
  • Personas con cáncer metastásico o cáncer en etapa avanzada
  • Personas recién diagnosticadas con cáncer

Relevancia: Media-alta

Detalles de calificación de relevancia


¿De qué se trata el estudio?

La información que se presenta en esta publicación es de dos estudios de investigación que analizaron temas respecto a las relaciones sexuales e intimidad después del diagnóstico de cáncer de mama. Un estudio analizó las dudas y necesidad de información de las parejas cuando una de las personas es diagnosticada con cáncer de mama y cómo sobrellevar la situación. Este estudio demostró que las relaciones sexuales e intimidad cambiaron de forma específica después de que la persona era diagnosticada con cáncer de mama metastásico.

El otro estudio analizó cómo las personas sobrevivientes de cáncer de mama, sus parejas y el personal médico de oncología incluyeron a las parejas en las conversaciones donde se trató el tema de los efectos secundarios que produce el cáncer en la vida sexual de las personas. Este estudio demostró que no era común que se incluyera a las parejas en las conversaciones sobre los efectos secundarios que produce el cáncer en la vida sexual de las personas, a pesar de que las personas sobrevivientes, parejas y personal médico aceptaron que era importante hablar sobre estos efectos secundarios en la vida sexual dentro de la pareja.

Aunque los dos estudios se enfocaban en el cáncer de mama, muchos de los aspectos son de importancia para personas diagnosticadas con otros tipos de cáncer.

¿Por qué es importante este estudio?

Como hoy en día las personas viven más tiempo después de haber sido diagnosticadas con cáncer, los temas relacionados con la calidad de vida como la salud sexual han cobrado mucha más importancia. Es común que el tratamiento contra el cáncer complique la vida sexual e íntima. Las investigaciones han demostrado que el sexo es una prioridad para las personas diagnosticadas con cáncer de mama. La mayoría de las personas, incluyendo a aquellas con cáncer de mama metastásico (MBC, por sus siglas en inglés), reportan tener importantes inquietudes sobre el tema de la vida sexual. Las personas desean seguir teniendo una vida sexual y buscan apoyo para superar los efectos secundarios que tiene el tratamiento contra el cáncer en la vida sexual.

El cáncer puede afectar la vida sexual e intimidad

La vida sexual e intimidad de algunas personas con cáncer puede presentar algunos cambios o ningún cambio. Para otras personas, los cambios físicos y emocionales, o los efectos psicológicos pueden variar de molestos a graves. Estos efectos pueden ser de mayor alcance para las personas que reciben un tratamiento más intensivo, como quimioterapia, o para las personas a quienes se les diagnostica el cáncer en una etapa más avanzada. 

Resultados del estudio

La mayoría de las personas con cáncer de mama quisieran que sus parejas estuvieran presentes en las pláticas con el personal médico sobre vida sexual e intimidad
Las directrices actuales ofrecen poca y con frecuencia distinta información sobre si se debe incluir a las parejas y cómo hacerlo en las conversaciones sobre vida sexual e intimidad después de que una persona es diagnosticada con cáncer. La investigación muestra que a menos de la mitad de las personas con cáncer de mama se les comentó sobre posibles dificultades en la vida sexual y sobre los cambios relacionados con el diagnóstico de cáncer.

  • La mayoría de las personas con cáncer de mama (60 %) estuvieron de acuerdo en que era importante que sus parejas estuvieran presentes cuando se conversaba sobre vida sexual e intimidad en las consultas médicas. Sin embargo, las personas expresaron que el personal médico no siempre les preguntaba si querían que las parejas estuvieran presentes.
    • La mayoría de las personas (71 %) cuyas parejas no estuvieron presentes en las conversaciones sobre vida sexual e intimidad expresaron que hubiera sido bueno que las parejas hubieran participado en las pláticas.
  • Las parejas de las personas con cáncer de mama en su mayoría expresaron que estarían dispuestas a conversar con el personal médico sobre los temas de vida sexual e intimidad. De igual manera, el personal médico expresó que la presencia de la pareja era decisión total de la paciente.
  • La mayoría del personal médico (75 %) expresó que podía ser de mucha ayuda si la pareja de la paciente estuviera presente en la consulta.
    • Sin embargo, el personal médico también observó que podían presentarse algunas dificultades para hablar sobre sexo: algunas pacientes no desean que sus parejas estén presentes, otras pacientes no asisten con sus parejas a las citas médicas y otras más sienten que la presencia de la pareja desvía la atención de la paciente o sobreviviente.

Vida sexual e intimidad de sobrevivientes de cáncer de mama metastásico
Este estudio se llevó a cabo con el fin de entender mejor cómo el cáncer de mama metastásico afecta la vida sexual e intimidad. El equipo de investigadores analizó los cambios en la actividad sexual, métodos para sobrellevar la situación y las necesidades de información preguntándoles a las personas con cáncer de mama metastásico (MBC) y a sus parejas sobre sus experiencias. 

Los investigadores observaron que:

  • entre más avanzada estaba la enfermedad y más fuerte era el tratamiento, aumentaba la duración de las complicaciones sexuales, incluyendo la pérdida de interés, sequedad o malestar vaginal, incapacidad para alcanzar el orgasmo y angustia emocional.
  • las personas con MBC necesitaban información sobre cómo manejar los aspectos físicos y emocionales de los efectos secundarios en la vida sexual.

Las parejas que más disfrutaban de la intimidad tendían a acercarse e iniciar el contacto al:

  • ser flexibles en cómo tenían relaciones sexuales o experimentaban la intimidad.
  • trabajar en conjunto para mejorar la intimidad. En ocasiones, esto incluía practicar otro tipo de actividad sexual más allá de tener relaciones sexuales.

Los investigadores indicaron que la voluntad de la pareja para hablar sobre estos temas difíciles y encontrar maneras para mejorarlos o resolverlos es importante; su nivel de participación y voluntad puede tener un impacto en la salud sexual de la paciente. Lo mejor sería que la pareja pudiera platicar sobre sus inquietudes y en conjunto encontrar la mejor solución. Los investigadores también observaron que si a la pareja no le interesa hablar sobre las inquietudes sexuales, es menos probable que la paciente le exprese al personal médico que necesita ayuda.

¿Qué significa esto para mí?

El diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama pueden afectar la vida sexual de las pacientes con cáncer de mama y de sus parejas. Es cierto que con frecuencia se presentan problemas físicos, emocionales y psicológicos en la vida sexual e intimidad, pero también es cierto que la vida sexual e intimidad pueden ser placenteras después de recibir un diagnóstico de cáncer de mama. Es más probable que las personas sobrelleven mejor los cambios en la vida sexual si se les proporciona información de dichos cambios, se les ofrecen soluciones o información útil y se les canaliza a un especialista.

Considere que su pareja esté presente en las conversaciones con su médico sobre los efectos secundarios en la vida sexual y cómo superarlos. No es común que se incluya a las parejas en estas situaciones, pero cuando esto sucede tanto las pacientes como las parejas pueden obtener beneficios. Aunque la paciente no quiera que su pareja participe o la pareja no quiera estar presente, darse una idea de lo que puede pasar puede tener un efecto favorable en cómo tratar estos aspectos de la intimidad en el futuro.

Consejos para solucionar las cuestiones relacionadas con la salud sexual

Con el fin de brindarle apoyo para enfrentar los efectos secundarios del cáncer en la vida sexual, le presentamos las siguientes recomendaciones:

  • Platique con el personal médico sobre temas específicos relacionados con su diagnóstico o tratamiento sobre los que tenga dudas. Hay formas de disminuir los efectos secundarios del cáncer en la vida sexual. Por ejemplo, la sequedad vaginal se puede reducir con el uso de lubricantes o medicamentos y el nivel de deseo sexual se puede incrementar con algunos medicamentos.
  • Solicite a su médico la canalización a un experto en salud sexual. Estos profesionales están capacitados para ayudar a las personas a mejorar su salud sexual.
  • Busque apoyo emocional o psicológico que le funcione.
    • Considere tomar terapia, ir a grupos de ayuda, pasar tiempo a solas y escribir en un diario, o crear una fuerte red de familiares y amistades.
  • Platique con su pareja sobre los cambios que está viviendo.
    • A muchas personas les cuesta trabajo hablar sobre su vida sexual e íntima. Algo que puede ayudar es que su pareja esté presente en las consultas médicas para que puedan conversar, como pareja, sobre lo que está pasando y buscar la mejor manera de enfrentar los efectos secundarios del cáncer en la vida sexual.
  • Ser más flexible en cuanto a su sexualidad. Platique con su pareja sobre los cambios que podrían mejorar su intimidad.

Las experiencias íntimas de cada persona son diferentes. Tome decisiones sobre su vida sexual e intimidad que sean adecuadas para usted. Recuerde que tiene derecho a disfrutar del placer y solamente usted puede definir qué es el placer para usted. Además, saber que no le incomoda hablar sobre su vida sexual e intimidad puede marcar una diferencia en su tratamiento y recuperación.

Bibliografía

Reese JB, Zimmaro LA, McIlhenny S, y cols., Coping With Changes to Sex and Intimacy After a Diagnosis of Metastatic Breast Cancer: Results From a Qualitative Investigation With Survivors and Partners. Frontiers in Psychology; 2022; 13:864893. Publicado en línea: 6 de abril. doi: 10.3389/fpsyg.2022.864893.

Shaffer KM, Kennedy E, Glazer JV, y cols., Including partners in discussions of sexual side effects from breast cancer: a qualitative study of survivors, partners, and providers. Support Care Cancer; 2022; 30:4935-4944. Publicado en línea el 17 de febrero de 2022. doi: 10.1007/s00520-022-06917-7

Declaración de divulgación: FORCE recibe financiamiento de patrocinadores de la industria, que incluyen a empresas que producen medicamentos, pruebas y dispositivos contra el cáncer. Todos los artículos de XRAY se redactan de manera imparcial respecto a cualquier patrocinador y se someten a revisión por parte de los miembros de nuestro Consejo asesor científico antes de su publicación con el fin de garantizar la integridad científica.

Publicado el 8/8/23

Preguntas que debe plantear a su médico
Preguntas que debe plantear a su médico

  • ¿Cuáles son los efectos secundarios más comunes del tratamiento?
  • ¿Cuáles son las mejores formas de sobrellevar estos efectos?
  • ¿Puedo asistir con mi pareja a las citas médicas?
  • ¿Puede canalizarme con un especialista en salud sexual?
  • ¿Dónde puedo consultar más recursos e información sobre este tema?

Regresar a la página de inicio de XRAY