Estudio: Los anticonceptivos hormonales pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario en personas con mutaciones en BRCA

Resumen

La píldora anticonceptiva hormonal está relacionada con la reducción del cáncer de ovario entre las personas con una mutación en BRCA heredada. Las formas de control de la natalidad de acción más prolongada administradas por implante, inyección o dispositivo intrauterino pueden estar asociadas con un menor riesgo de cáncer de ovario para las personas con una mutación en BRCA heredada. (Publicado el 28/4/2023).

Versión para imprimir Lea el artículo que evaluamos
Los anticonceptivos hormonales pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario en personas con mutaciones en BRCA

Relevancia

Este artículo es de mayor interés para: Mujeres con mutaciones en BRCA1 o BRCA2 que estén interesadas en reducir el riesgo de cáncer de ovario.. También es de interés para:

  • Previvientes
  • Personas con una mutación genética relacionada con el riesgo de padecer cáncer
  • Personas con antecedentes familiares de cáncer

Relevancia: Media-alta

Validez científica: Media

Línea de tiempo: Investigación en humanos

Detalles de calificación de relevancia


RESUMEN SOBRE EL ESTUDIO
¿De qué se trata el estudio?

Los investigadores querían saber cómo el uso de anticonceptivos de acción prolongada afecta el riesgo de cáncer de ovario en personas con una mutación heredada en los genes BRCA1 o BRCA2.

¿Por qué es importante este estudio?

Las personas con una mutación en BRCA1 o BRCA2 heredada tienen un alto riesgo de cáncer de ovario. Las investigaciones han demostrado que las píldoras anticonceptivas reducen el riesgo de cáncer de ovario en las personas con alto riesgo, así como en todas las demás.

El mayor uso de dispositivos intrauterinos (DIU), implantes anticonceptivos debajo de la piel e inyecciones ha reducido significativamente el uso de píldoras anticonceptivas en los Estados Unidos. Los métodos anticonceptivos que no requieren recordar tomar una píldora diaria se asocian con menos embarazos no deseados, pero se desconocen sus efectos sobre el riesgo de cáncer de ovario.

Este es el primer estudio para ver si estas formas anticonceptivas de acción prolongada reducen el riesgo de cáncer de ovario en personas con una mutación en BRCA.

Anticonceptivos hormonales

Los anticonceptivos hormonales son medicamentos o dispositivos que pueden reducir el riesgo de quedar embarazada. Algunas formas de anticonceptivos hormonales contienen una combinación de las hormonas estrógeno y progestina, mientras que otras solo contienen progestina. Las píldoras anticonceptivas ("la píldora"), los parches para la piel y el anillo anticonceptivo que se coloca en la vagina son ejemplos de anticonceptivos hormonales que contienen estrógeno y progestina. Los métodos de progestina sola incluyen píldoras, inyecciones, implantes que se colocan debajo de la piel y dispositivos que se insertan en el útero (dispositivos intrauterinos, también llamados "DIU").

Hallazgos del estudio

Este estudio incluyó a 3466 participantes. Los investigadores compararon el uso de métodos anticonceptivos entre las participantes con una mutación en BRCA1 o BRCA2 a las que se les diagnosticó cáncer de ovario (1733 casos) y aquellas con una mutación en BRCA1 o BRCA2 que nunca habían tenido cáncer de ovario (1733 controles).

Entre todas las participantes, 1741 utilizaron algún tipo de anticonceptivo hormonal. La mayoría (97 %) tomó píldoras anticonceptivas:

  • 1687 tomaron píldoras anticonceptivas.
  • 64 usaron cualquier tipo de DIU como anticonceptivo. 48 usaron un DIU hormonal.
  • 30 usaron un implante como anticonceptivo.
  • 12 usaron inyecciones como anticonceptivo.

Los anticonceptivos hormonales se relacionaron con la reducción del cáncer de ovario.

  • Entre las mujeres que usaron cualquier tipo de método anticonceptivo hormonal, el riesgo de cáncer de ovario se redujo en un 38 % en comparación con las mujeres que nunca usaron un método anticonceptivo hormonal.

El cambio proyectado en el riesgo de cáncer de ovario a lo largo de la vida con una reducción del 38 % en el riesgo a lo largo de la vida se muestra en el siguiente gráfico.

  • Las personas que tomaron píldoras anticonceptivas habían reducido el cáncer de ovario.
    • El uso de píldoras anticonceptivas redujo el riesgo de cáncer de ovario en un 34 %.
      • Esto fue estadísticamente significativo.
      • Esta reducción del riesgo es similar a los resultados de otros estudios.
         
  • Las personas que usaban métodos anticonceptivos de acción más prolongada (implantes, inyecciones o DIU) tendían a tener cáncer de ovario con menos frecuencia, pero esto no era estadísticamente significativo.
    • El uso de implantes redujo el riesgo de cáncer de ovario en un 70 %.
      • Esto no fue estadísticamente significativo. Esto puede deberse a que solo unas pocas personas del estudio usaron implantes (30 de 1741).
    • El uso de inyecciones redujo el riesgo de cáncer de ovario en un 63 %.
      • Esto no fue estadísticamente significativo. Esto puede deberse a que solo unas pocas personas del estudio usaron inyecciones (12 de 1741).
    • El uso del DIU se asoció con una pequeña reducción en el riesgo de cáncer de ovario.
      • Este hallazgo no fue estadísticamente significativo. Esto puede deberse a que solo unas pocas personas del estudio usaron DIU (64 de 1741).

Las participantes que no desarrollaron cáncer de ovario tenían más probabilidades de:

  • haber amamantado a sus hijos (esto está en línea con otras investigaciones que cubrimos aquí),
  • tener ligeramente más hijos (en promedio),
  • haber tenido una ligadura de trompas (haberse ligado las trompas). 

Riesgos de los anticonceptivos

La mayoría de las mujeres no tienen efectos secundarios graves a causa de anticonceptivos hormonales. Cuando los efectos secundarios ocurren, pueden incluir:

  • aumento de peso,
  • dolores de cabeza,
  • dolor en los senos,
  • períodos irregulares,
  • cambios de humor,
  • disminución del deseo sexual,
  • acné,
  • náuseas.

Algunos tipos de anticonceptivos hormonales tienen más probabilidades de causar ciertos efectos secundarios que otros.

Contexto

El uso de píldoras anticonceptivas puede reducir el riesgo de cáncer de ovario en la población general. Este estudio muestra que el uso de píldoras anticonceptivas también reduce el riesgo de cáncer de ovario en personas con una mutación en BRCA. Ofrece asimismo nuevos datos de que, para las personas de alto riesgo, las inyecciones, los implantes y los DIU anticonceptivos también pueden ofrecer protección contra el cáncer de ovario. Sin embargo, debido a que la cantidad de personas de este estudio que dependieron de estos métodos anticonceptivos fue pequeña, se necesita más investigación.

¿Qué significa esto para mí?

Si tiene una mutación en BRCA1 o BRCA2, los anticonceptivos hormonales pueden reducir el riesgo de cáncer de ovario.

Si está considerando usar un método anticonceptivo para disminuir el riesgo de cáncer de ovario, la información de este estudio puede ser útil para tomar decisiones sobre el tipo de método anticonceptivo que elija. Las píldoras anticonceptivas se relacionaron con la reducción del cáncer de ovario. Los métodos anticonceptivos de acción más prolongada (implantes, inyecciones o DIU) tendieron a mostrar una reducción del cáncer de ovario, pero esto no fue estadísticamente significativo (tal vez porque pocas personas del estudio usaron este tipo de anticonceptivos). Se necesita más investigación para aclarar si el uso de anticonceptivos de acción prolongada reduce el riesgo de cáncer de ovario. 

Referencia

Xia, Y.; Gronwald, J.; Karlan, B. et al. Contraceptive use and the risk of ovarian cancer among women with a BRCA1 or BRCA2 mutation. Gynecologic Oncology; 2022; 164(3):514-521.

Declaración de divulgación: FORCE recibe financiamiento de patrocinadores de la industria, que incluyen a empresas que producen medicamentos, pruebas y dispositivos contra el cáncer. Todos los artículos de XRAY se redactan de manera imparcial respecto a cualquier patrocinador y se someten a revisión por parte de los miembros de nuestro Consejo asesor científico antes de su publicación con el fin de garantizar la integridad científica.

Preguntas que debe plantear a su médico
Preguntas que debe plantear a su médico

Si tiene una mutación en BRCA1/2 y necesita un método anticonceptivo:

  • ¿Qué enfoques de reducción del riesgo de cáncer de ovario debo considerar?
  • ¿Cómo debo sopesar la eficacia de los diferentes tipos de anticonceptivos y sus efectos en el riesgo de cáncer de ovario con otros factores, como la comodidad y los efectos secundarios?

Directrices
Directrices

La Red Nacional Integral del Cáncer (NCCN, por sus siglas en inglés) establece directrices para el manejo del riesgo de padecer cáncer ginecológico en las personas con mutaciones en los genes BRCA1 y BRCA2. 

Prevención 

  • Se recomienda realizar la extirpación de los ovarios y las trompas de Falopio (procedimiento conocido como salpingooforectomía) entre los 35 y 40 años para reducir el riesgo en el caso de mutaciones en el gen BRCA1, y entre los 40 y 45 años, en el caso de mutaciones en el gen BRCA2 y al llegar a la menopausia.
    • Los estudios de investigación demuestran que la extirpación de los ovarios puede aumentar el índice de supervivencia en las mujeres con mutaciones del gen BRCA1. 
    • Es recomendable que las mujeres consulten a sus médicos sobre los efectos de la menopausia temprana y las opciones para controlarlos.
  • Es recomendable que las mujeres consulten a sus médicos sobre los riesgos y los beneficios de conservar o extirpar su útero (histerectomía), tales como:
    • Las mujeres con una mutación en el gen BRCA1 tienen mayor riesgo de padecer un tipo de cáncer uterino poco común pero agresivo; la histerectomía elimina este riesgo. 
    • En el caso de mujeres que están considerando terapia de reemplazo hormonal después de la cirugía, la presencia o ausencia del útero puede afectar la elección de las hormonas utilizadas.
      • Es menos probable que la terapia de reemplazo únicamente con estrógeno aumente el riesgo de padecer cáncer de mama, aunque sí aumenta el riesgo de padecer cáncer de útero. Por lo general, las mujeres que conservan su útero reciben terapia de reemplazo hormonal con estrógeno y progesterona.
      • Agregar progesterona a la terapia con estrógenos puede proteger contra el cáncer uterino. Sin embargo, la combinación de estas hormonas puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama, lo cual no sucede si sólo se usan estrógenos. 
    • Todo antecedente médico de fibromas u otros problemas uterinos o cervicouterinos puede justificar someterse a una histerectomía. 
  • Se ha demostrado que los anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas) reducen el riesgo de las mujeres con mutaciones en el gen BRCA1 de padecer cáncer de ovario. Se han realizado diversas investigaciones sobre el efecto de los anticonceptivos orales en el riesgo de padecer cáncer de mama. Las mujeres deben consultar con sus médicos los riesgos y beneficios del uso de anticonceptivos orales para reducir el riesgo de padecer cáncer de ovario. 
  • Actualmente se está considerando la extirpación únicamente de las trompas de Falopio (salpingectomía) como opción para reducir el riesgo en mujeres de alto riesgo que no desean someterse al procedimiento de extirpación de los ovarios. Los estudios sobre los efectos de la salpingectomía están en curso. Hasta el momento desconocemos si la salpingectomía reduce el riesgo de padecer cáncer de ovario en mujeres con un alto riesgo de padecer esta enfermedad. 
    • Considere participar en un estudio de investigación que analice este procedimiento para reducir el riesgo de padecer cáncer.

Pruebas de detección

  • Las pruebas de detección de cáncer de ovario de rutina mediante ultrasonido transvaginal y una prueba de CA-125 no han demostrado beneficios. Sin embargo, algunos doctores siguen recomendando realizarse pruebas de detección a partir de los 30-35 años.
  • Las mujeres deben estar informadas sobre los síntomas de cáncer ginecológico y notificar anomalías a sus médicos. 
    • Previvientes jóvenes
    • Sobrevivientes
    • Sobrevivientes jóvenes

actualizado: 09/28/2022

Regresar a la página de inicio de XRAY